Sin fortuna durante toda la jornada, Aitor Hernández (Specialized-Ermua Impulso) no ha podido concluir el Campeonato del Mundo de Bieles (Luxemburgo), en el que el belga Wout van Aert se ha vestido con el maillot arcoíris por segunda temporada consecutiva.

Aitor Hernández, quien sin embargo al principio de la carrera fue capaz de esquivar dos caídas que se produjeron muy cerca de él, terminó por sufrir en sus propias carnes un golpe que le dejó prácticamente fuera de carrera, no pudiendo concluir su participación.

Tras su quinto concurso en unos Mundiales élites de ciclocrós, Aitor Hernández comentaba: «No ha sido un día fácil, y sin duda no es esta la forma en la que uno quiere estar en una carrera tan especial e importante como el Mundial. En la primera vuelta, como siempre, he conseguido evitar dos montoneras, pero en una de las laderas me han tirado al suelo, me he dado con la rótula en la potencia del manillar y desde ese momento he ido incómodo al pedalear, sin ritmo y con dolor por el golpe, así que no he podido acabar».

El ciclista de Specialized-Ermua Impulso estirará la temporada con la participación en tres pruebas internacionales más: Maldegem (C2, 1 de febrero), Lille (C1, 4 de febrero) y Hoogstraten (C1, 5 de febrero): «Quedan tres carreras por delante, así que voy a darlo todo por acabar la temporada con buen sabor de boca. Ahora tengo que recuperarme del golpe de hoy, pero físicamente me sigo encontrando bien y estas tres pruebas en cinco días son escenarios en los que buscar buenos resultados internacionales como el que ya conseguí hace unos días en Rucphen».

Jon Hernández

Leave a Comment