Tras el octavo puesto de ayer en la prueba C2 de Rucphen, hoy no ha sido el mejor día para un Aitor Hernández (Specialized-Ermua Impulso) que únicamente ha podido concluir 55.º la última carrera de la Copa del Mundo de ciclocrós 2016-17, en Hoogerheide (Países Bajos), y en la que la victoria ha sido para el local Lars van der Haar.

Desde el primer momento se cruzó el día para el ciclista ermuarra, que con una caída en la primera vuelta perdió ya de inicio toda posibilidad de recuperar posiciones. Pese a la pelea dada durante toda la carrera, solo pudo ser 55.º en meta.

«Ha sido un día muy difícil, atascado desde el principio. En la primera vuelta he tenido una caída muy dura y eso ya me ha hecho ir “cuadrado” toda la carrera. De todas formas, que no sirva como excusa, porque hoy simplemente no tenía las piernas de ayer. Estaba muy cansado, pero me quedo con lo positivo, que son las buenas sensaciones que tuve ayer. Correr dos días seguidos a estas alturas de la temporada es algo muy exigente y cuesta recuperar, por lo que el balance del fin de semana lo considero bueno», eran las palabras de Aitor Hernández tras Hoogerheide.

Jon Hernández

Leave a Comment